domingo, 6 de enero de 2013

Agradece Enrique Peña Nieto solidaridad y respaldo de Veracruz al Proyecto de Nación

* Pide trabajar al unísono para hacer realidad que la democracia dé mayores resultados
* Con una secretaría reformada y transformada, se impulsará un desarrollo integral del campo mexicano, sostuvo el Presidente de la República

Opción de Veracruz Virtual
Boca del Río, Veracruz

Al encabezar la celebración por el 89 aniversario de la Promulgación de la Ley Agraria de 1915, el presidente Enrique Peña Nieto agradeció al gobernador Javier Duarte de Ochoa y a los veracruzanos la solidaridad y respaldo al Proyecto de Nación impulsado por el Gobierno de la República.
En su primer mensaje en tierras veracruzanas, el Ejecutivo federal destacó la importancia de lograr en su administración una sinergia en todos los órdenes de gobierno, más allá del origen partidista, para hacer realidad que la democracia dé mayores resultados. “Ése es el nuevo clima de normalidad democrática que debe vivir el país”, señaló.
Durante el evento desarrollado en las instalaciones del World Trade Center y ante más de 15 mil campesinos de todo el país, Enrique Peña Nieto agradeció también al dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) la adhesión y compromiso de la organización al Pacto por México.
“Pacto al que se convoca a toda la sociedad mexicana, a organizaciones políticas y sociales para que, deponiendo intereses de grupo, trabajemos al unísono y con una gran sinergia a favor del desarrollo y progreso de nuestra Nación”.
Las palabras del Presidente de la República constantemente fueron interrumpidas por aplausos. En respuesta a las constantes muestras de afecto de los veracruzanos, Peña Nieto expresó: “Yo también quiero a Veracruz y a todo México”.
En su mensaje dirigido a los campesinos del país, el mandatario reiteró el compromiso de trabajar de manera coordinada con todas las organizaciones sociales y campesinas para lograr que el campo mexicano tenga un nuevo rostro que permita avanzar en una senda de mayor desarrollo, progreso y mayores oportunidades para los hombres y mujeres del campo.
Al recordar la promulgación de la Ley Agraria por Venustiano Carranza en Veracruz, el Presidente de México manifestó que, a casi un siglo de dicha promulgación, la tierra y todos sus componentes tienen un valor estratégico para el desarrollo de México.
Por ese motivo, explicó a los presentes que la Secretaría de la Reforma Agraria no desparece, sino, con base en la Ley Orgánica, se reforma y transforma en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, para que, con nuevas atribuciones, se impulse con un enfoque integral un nuevo desarrollo para el campo y las zonas urbanas del país.
El presidente Enrique Peña Nieto delineó en cuatro puntos las principales responsabilidades y tareas de la nueva secretaría.
En el primero, habló de la necesidad de potenciar el desarrollo agropecuario en un clima de paz, certeza jurídica y armonía con el medio ambiente.
Asimismo, promover el desarrollo habitacional y urbano del país, previendo las reservas territoriales necesarias para vivienda y suelo urbano, considerando especialmente la disponibilidad de agua. En este punto, señaló que la dependencia tendrá que conciliar las necesidades de desarrollo urbano con las vocaciones económicas del campo mexicano. En el siglo XXI, enfatizó, el desarrollo de las ciudades no será a costa de la propiedad social.
En un tercer punto, dar un renovado impulso a la planeación para el desarrollo regional, donde la secretaría promueva obras de infraestructura y equipamiento mediante la suma de recursos de sectores públicos, social y privado.
Y finalmente, contribuir al crecimiento ordenado de los asentamientos urbanos y centros de población.
Al respecto, señaló que no se puede estar ajeno a que una buena parte del desarrollo urbano se dé sobre áreas de propiedad social, ya se trate de tierras ejidales o pequeña propiedad.
El Presidente de México explicó que se trata de hacer una planeación integral del crecimiento urbano, que permita armonizar lo que debe ser el desarrollo y la vocación del campo con una adecuada planeación urbana para garantizar a la población servicios suficientes y óptimos para una mayor calidad de vida.
Publicar un comentario